Una de las sensaciones más desagradables para un motero es ir al lugar donde tenías estacionada tu motocicleta y al llegar, no esté. El robo de motos se ha incrementado en los últimos años debido a la facilidad para transportar y llevarse dicho vehículo. Por ello, es recomendable seguir unas pautas básicas para, como mínimo, dificultar al ladrón, la consecución de su objetivo.

El robo de motos es una lacra

En el año 2019, según la información confirmada por el Ministerio del Interior, se robaban en torno a 100 coches y motos por día en España. Una cifra muy alta y superior a la media existente en los países europeos. Además, hay más o menos probabilidad según el tipo de motos que tengas, de ahí que no sean casos aislados. El robo de motos es una lacra que tiene planteada una estrategia y un “modus operandi” muy preciso y cuidado.

Recomendaciones para prevenir el robo de motocicletas

Por ello, es recomendable seguir unas pautas y recomendaciones para intentar, como mínimo, obstaculizar al máximo el propósito del ladrón. En este sentido, hay diversas sugerencias a la hora de aparcar, cuando ya has aparcado y en el indeseado supuesto que se haya producido el robo. Vamos a profundizar en cada situación para ver cómo actuar.

riesgos aparcar moto

Hay que tener mucho cuidado al aparcar la moto en la calle

Cómo proteger tu moto al aparcarla

La primera opción es aparcarla en un garaje, siempre que sea posible. En una zona privada y de un acceso restringido, las probabilidades de que te roben la moto disminuyen al mínimo. Además, si existe la opción de anclar la moto a algún elemento duro inamovible, ya sea en el suelo o en la pared, perfecto. Así, el ladrón se encontraría un escollo más que solventar.

Aparca en un garaje

Sin embargo, no todo el mundo puede aparcar su moto en un garaje. También, en numerosas ocasiones, no hay otra opción disponible más que dejarla en la calle.

En esta circunstancia hay que tener claro varios conceptos. Lo primero de todo es que siempre hay que prevenir, nunca se debe decir: “si es solo un momento”. Cada vez que se aparca la moto, como mínimo, bloquear la dirección y tenerla lo más a la vista y vigilada posible. Nunca hay que confiarse en paradas de corta duración.

No estacionar en sitios con poca visibilidad

No dejar la moto en lugares oscuros o donde no haya un trasiego continuo de personas. Dichos lugares son la opción favorita de los ladrones, ya que no hay nada ni nadie que pueda evitar el robo o que alerte a la policía.

Además, si a la hora de aparcar se puede dejar al lado de algún centro comercial o establecimiento con cámaras de vigilancia, mejor. Los propios ladrones conocen estos sistemas de seguridad y no se arriesgan a actuar en estos lugares.

Por último, si se viaja acompañado, lo más recomendable es estacionar encadenando unas motos con otras. Y si se aparca en un lugar específico de motos, aún se dificultad más la labor al ladrón.

Cómo evitar que te roben la moto?

Algunas sugerencias para evitar que te roben la motocicleta

Cómo proteger tu moto tras aparcarla

A la anterior sugerencia mencionada (bloquear la dirección) habría que añadirle uno de los diferentes sistemas antirrobos que existen. Aunque, no es solo ponerle un candado o unas cadenas a la moto. Hay que saber dónde ponerlas; evita que estén cerca del suelo y procura que estén fijadas a una farola, valla o del estilo.

No dejes nada en el interior del baúl. La cerradura es de fácil acceso y siempre es más conveniente llevarlo contigo. Además, otro error bastante común es dejar la documentación oficial del vehículo dentro de la moto. En caso de robo, se podría falsificar con facilidad y, además, es necesario los papeles para formalizar la denuncia.

La mejor opción para evitar el robo de motos

A pesar de haber realizado cada una de estas medidas, ha ocurrido lo que nadie quería: han robado la moto. En estos casos, lo que se recomienda es que se haya instalado previamente un buen localizador GPS para conseguir rastrear el vehículo y evitar así que el robo sea un éxito. Para ello, la opción ideal es contar con un Komobi City. Éste protege tu moto y garantiza la seguridad que merece el motero.

Una alarma de moto con una alta autonomía

El dispositivo tiene dos tipos de alarmas antirrobos que avisan al usuario de cualquier golpe o caída. En especial, de algún traslado no deseado de su vehículo. Estas señalizaciones se envían a la aplicación móvil de Komobi para avisar al usuario de todo lo que le ocurre a su moto en cada momento. Además, son insonoras, para no alertar así al ladrón cuando se produce el robo.


Conoce todas las funcionalidades de nuestra aplicación móvil

Komobi: protege tu moto


En el momento en el que comiencen a transportar la moto, el localizador GPS irá pintando la ruta en la app para saber por dónde han ido y en qué lugar se encuentran. El Komobi City utiliza un sistema híbrido de localización para mejorar la calidad de la ubicación ofrecida al usuario. La complementariedad de los sistemas de posición Celular, Wifi Location y GNNS otorgan a este localizador, una precisión altísima.

 

La batería del localizador GPS

Hay una pregunta que siempre realizan los interesados, «¿y si se acaba la batería del dispositivo?» En Komobi somos moteros y nos preocupan las mismas cosas. De ahí, que hayamos fabricado un dispositivo con una alta autonomía.


No esperes más para hacerte con tu Komobi City

Komobi City: mucho más que un localizador


Una alarma de moto con una alta autonomía

En caso de emergencia puede haber dos situaciones. La primera es que el dispositivo esté conectado a la batería de la moto. Por lo que tendría una duración de más de tres meses, tiempo importante para localizarla. Sin embargo, puede ser que los ladrones desconecten el Komobi de la batería. Ahí entrarían diversas variables (tiempo de carga anterior, uso previo…) pero de media, estaríamos hablando de más de 48 horas de independencia, y enviando cada 3 segundos, la ubicación de la moto.

Espero que te haya servido este post sobre cómo evitar el robo de motos, y solo recordar una cosa más, no te dejes las llaves puestas en la moto. Vamos a ponérselo más difícil al ladrón. Con Komobi, pierde todo lo que quieras, menos tu moto.

 

Dejar un comentario